Etapa 3: El Puente del Diablo

Descripción

Comenzaremos el día tomando el antiguo camino que iba de Beranui a La Plana de Mont-ros, pasaremos La Plana de Mont-ros e iniciaremos una subida para llegar a Castell-estaó, donde hay un mirador hacia La Vall Fosca. Continuaremos el trayecto por antiguos caminos hacia Antist y después hacia Estavill, desde donde bajaremos hacia el monasterio de Torres y el puente del Diablo. El puente del Diablo es una obra de ingeniería que causa impresión, sobre todo por la vertiginosa altura en la que está asentado. Según la leyenda, se trata de una obra diabólica, realizada en una sola noche.
Seguiremos hacia La Bastida, un pueblo totalmente abandonado, para ir hacia Erdo y Vilella; de Vilella hacia Xerallo, el fantasma de cemento del Pirineu, pero antes pasaremos por la capilla de L’Ascensió. De aquí visualizaremos todo el valle de Manyanet y cruzaremos Xerallo para ir hacia Mare de Déu de Castellgermà, hasta llegar a Les Esglésies.

Ficha técnica


Punto inicio-final: Beranui-les Esglésies
Puntos de paso: Beranui – la Plana de Mont-Rós – Castell-estaó- Antist- Estavill – el Pont del Diable – la Bastida – Erdo – Vilella – Xerallo- Mare de Déu de Castellgermà – les Esglésies.
Alotjamiento a Casa Batlle y Casa Mossèn Batista
Distancia: 23 km
Desnivel: +985 / -860 m
Altitud máxima: 1.540 m
Altitud mínima: 865 m
Tiempo: 6 h 30 min
Dificultad: la etapa no presenta ninguna dificultad técnica.