Además

El Quinto Lago nos permitirá descubrir una gran diversidad paisajística, con su especificidad de fauna y flora, paseando por la zona periférica al Parque Nacional de Aigüestortes y Sant Maurici y por el PEIN del lago de Montcortès, un ecosistema único.

A lo largo de la travesía comprobaremos cómo la ganadería ha ido moldeando el paisaje que disfrutamos y conoceremos sus razas autóctonas.

 

La flora, la fauna y la geología

Rapinyaires a la zona d'El Cinquè LlacMirando al cielo descubriremos grandes aves rapaces como el buitre leonado, el quebrantahuesos, el milano real y las águilas culebreras, especialmente al acercarnos a grandes riscos como el de la Giganta Dormida, pero también disfrutaremos del vuelo de jilgueros, ruiseñores, herrerillos, etc.

Vista zona d'El Cinqué Llac. Ajuntament de la Torre de Capdella 3r premi 2010Mirando al suelo podremos observar rastros de mamíferos como el jabalí, el corzo, el ciervo, la garduña, el zorro, el gato montés, las ardillas y otros roedores. Y en otoño podremos encontrar alguna seta.

El agua nos acompañará a lo largo de todo el viaje, pasaremos por fuentes y, al fondo de los valles, cruzaremos ríos y múltiples e inagotables afluentes.
Vista zona d'El Cinquè Llac. Ajuntament de la Torre de Capdella Accèssit III 2008En las zonas altas, alrededor de los dos mil metros, visualizaremos parajes inmensos e inacabables de la alta montaña, donde se pueden contemplar los espacios protegidos del Parque Nacional de Aigüestortes y Sant Maurici, con sus altas cumbres, así como el pico del Aneto, Monteixo, Montsent de Pallars, Cerví, Turbón, etc., como si estuviéramos en el balcón de los Pirineos.
 

Gracias a El Cinquè Llac conoceremos y aprenderemos del medio que nos rodea.

[top]