La ruta

El Cinquè Llac es una travesía circular de senderismo en los Pirineos, a tan solo 200 km de Barcelona, con inicio y llegada en La Pobla de Segur.

Se trata de una ruta de media montaña, asequible para todo tipo de aficionados, que transcurre por los dos Pallars y la Alta Ribagorça, a los pies del Parque Nacional de Aigüestortes y Sant Maurici, a través de un itinerario señalizado dividido en 5 etapas:

A lo largo de más de 100 km el senderista irá superando la orografía cambiante que nos ofrece la naturaleza, disfrutando de una de las zonas más desconocidas y a la vez más sorprendentes del Pirineo –Pla de Corts, Vall Fosca y el valle de Manyanet– y descubriendo el lago de Montcortès, el Quinto Lago.

El Llac se irá vislumbrando desde varios picos de la ruta, como si fuese una gota de agua, hasta que en la última etapa nos lo encontramos de lleno.

Uno de los principales valores de la ruta es que la mayor parte del recorrido se realiza por caminos de herradura y senderos de montaña (62%), algunos recuperados para la ocasión y otros ya marcados por los respectivos consejos comarcales, si bien en cada etapa encontraremos tramos por pista (26%) y carretera (12%).

Zona rural amb història


Caminando aprenderemos que la zona ha estado habitada desde la prehistoria hasta la actualidad. Encontraremos dólmenes, ermitas, iglesias, villas amuralladas, monasterios, puentes y restos románicos, chozas, masías y cabañas de pastor.
Estos últimos son ejemplos de arquitectura en piedra seca, un rico tesoro de nuestra historia, como lo son también los caminos transcurridos, caminos de pastores.

Leyendas


El Quinto Lago permitirá al senderista caminar por un espacio realmente rural, inédito pero humanizado, donde los pueblos mantienen su carácter original y conservan sus fiestas, costumbres, leyendas y tradiciones.
Las leyendas nos acompañarán y darán nombre a cada jornada, unas leyendas que impregnarán de magia nuestro viaje por las montañas con el fin de descubrir el Quinto Lago.

Aventura


Si la ruta se centra en la aventura, el entorno nos ofrece la orografía perfecta para recorrer la ruta El Quinto Lago en BTT, a caballo e incluso sobre un burro catalán.
Existe una amplia gama de actividades al aire libre y contamos con expertos profesionales que os iniciarán y acompañarán para disfrutarlas con la máxima seguridad.

 

Gastronomia


La gastronomía es otro punto fuerte de la ruta, supone un auténtico placer para aquellos que saben disfrutar de las excelencias de la buena mesa.

De la cocina de nuestras comarcas destacamos la girella (chireta), el palpís (babilla), la trucha de río, el alioli de membrillo, la carne ecológica de la vaca bruna y de la oveja xisqueta (pallaresa), el mostillo y las almendras garrapiñadas.

Degustaréis productos alimentarios de gran calidad, como los embutidos, especialmente el xolís y la secallona, y exquisitos quesos como el queso de tupí y el requesón.

Una cocina que recoge lo mejor de nuestras comarcas, con productos autóctonos y recetas milenarias, capaces de satisfacer a los paladares más exigentes. Todo ello remojado con los vinos de la zona DO Costers del Segre.

Señalización

La ruta está señalizada con hitos de seguimiento a lo largo de los más de 100 km de recorrido con la señalética oficial de Turisme de Catalunya, que incorpora un vinilo de El Quinto Lago y con la línea amarilla de continuidad.

Complementos a la señalización:

  • Guía de El Quinto Lago, de la Editorial Alpina, que incluye el mapa a escala 1:25.000.
  • Descarga gratuita de los tracks y roadbook desde http://www.elcinquellac.com

Temporada recomendada
recomendamos la primavera y el otoño como temporadas más indicadas para recorrer El Quinto Lago, tanto por la temperatura como por el paisaje, aunque por la suavidad del clima mediterráneo se puede recorrer todo el año en inviernos y veranos poco rigurosos.

Clima

En estas tierras predomina un clima templado de tipo mediterráneo, con ausencia de un riguroso invierno marcado por las bajas temperaturas. Presenta precipitaciones muy variables según la estación del año, siendo más pronunciadas en primavera y otoño.
La temperatura media es de 15 ºC: 6 ºC en invierno y 23 ºC en verano.