Turismo responsable

El Cinquè Llac, una experiència mediambiental sostenible, culturalment diversa, plena de qualitat i d’aventura.

 

El Cinquè Llac s’emmiralla en els criteris del turisme responsable, un tipus de turisme que crea millors llocs on viure i millor llocs per ser visitats.
S’ha dissenyat per causar el mínim impacte al nostre entorn mentre s’ofereix una experiència de senderisme única amb: allotjaments preparats, tant en serveis com en instal·lacions; una alimentació adequada per l’esforç que requereixen les etapes i informació detallada sobre el territori (transports públics, informació meteorològica, etc.).
 

Criterios de responsabilidad

  • Se fomenta la llegada en transporte público, con el Tren de los Lagos. El mismo nombre Quinto Lago se debe a que fomentamos la llegada hasta allí en tren. Una vez superados en tren los cuatro lagos (Sant Llorenç de Montgai, Camarasa, Cellers y Sant Antoni), llegamos a La Pobla de Segur, desde donde se empieza a caminar en busca del Quinto Lago.
  • Dispone de alojamientos cada vez más involucrados en la gestión ambiental.
  • Genera los mínimos residuos (fiambrera y fardo).
  • Fomenta que no se deje rastro alguno en el paisaje:
    • 1. Dejad en su sitio todo lo que encontréis.
    • 2. Respetad la vida silvestre.
    • 3. Mostrad consideración con vuestros anfitriones y con los otros visitantes.
    • 4. Sed respetuoso con los campesinos y sus utensilios de trabajo, como por ejemplo los cercados.
  • Contribuye a la conservación de los caminos y paisajes.
  • Es fruto de la concienciación, responsabilidad y participación de los propietarios en la conservación de su entorno, tanto del patrimonio natural como cultural.
  • Cuenta con el apoyo popular. Se ha creado gracias a la colaboración de particulares, entidades, empresas, ayuntamientos… incrementando así la cohesión social.
  • Fomenta un turismo de autenticidad: la conservación de caminos, pueblos, tradiciones, etc., favoreciendo el intercambio cultural entre el visitante y el territorio.
  • Informa sobre las riquezas del patrimonio natural y cultural del territorio, poniéndolo en valor.
  • Promociona productos locales, tanto agroalimentarios como artesanales.
  • Implica al visitante con el territorio, de forma que parte del precio que se paga se reinvierte en el mantenimiento y mejora de la red de caminos que utiliza.
  • Dinamiza y diversifica la economía local involucrando al máximo número de empresas del territorio.
  • Propone actividades complementarias respetuosas con el medio.
  • Apuesta por el futuro, ofreciendo alternativas económicas donde antes no había.
  • Se trata de un producto de calidad, que refleja, complementa y mejora el territorio.